Facebook Twitter Google +1     Admin

HISTORIA DE LOS VISIGODOS

20170802092126-collins.jpg

La historiografía no es sólo la exposición ordenada de los hechos del pasado, sino sobre todo, su interpretación. Cualquier descripción de lo que sucedió supone ya una interpretación; cualquier lenguaje está marcado: genéricamente antropocéntrico, específicamente cultural, familiarmente remite a una coyuntura y a una geografía.

Pensamos según nos va en la vida, por muchos métodos "exactos" que apliquemos. Muchas veces, la estadística o la matemática no son más que retóricas al servicio de una justificación plausible de nuestro particular punto de vista.

Aunque las comparaciones puedan parecer odiosas, me ha sido inevitable comparar el bien documentado libro de Roger Collins sobre La España visigoda (Crítica, Barcelona, 2005) con La España visigoda realizada por los profesores Miguel Avilés, Santos Madrazo, Emilio Mitre y Bonifacio Palacios. El examen pormenorizado de lo poco que sabemos sobre esta época (409-711) de Collins resulta bastante menos clarificador que el librillo de Edaf (1973). Y este, además, contiene en su corazón unas interesantes ilustraciones que brillan por su ausencia en el libro de Collins.

Pocas veces se atreve Collins a sacar consecuencias que expliquen los motivos de los hechos o sus consecuencias. Es interesante, no obstante, lo que alcanza en su página 256:

"Mientras la Galia romana se convertía en Francia, es decir, el territorio gobernado por los reyes francos, Hispania nunca llegó a ser Gotia".

Es cierto. Y, aunque con las conquistas militares de Leovigildo la península consiguió una unidad política consistente, y con la conversión de Recaredo pudo concluirse cierta integración cultural de la mayoría hispanorromana y la minoría dirigente visigoda, la invasión musulmana de 711 abortó ambos procesos.

Aquellos polvos, estos lodos.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris